La mejor forma de medir el pie es la siguiente:

  1. Ponte de pie sobre un trozo de papel, preferiblemente en una superficie dura, como parqué o baldosas (no en una alfombra).

     

  2. El borde trasero del talón debe quedar perfectamente alineado con el borde trasero del papel. Procura hacerlo con la mayor precisión posible.

     

  3. Haz una marca en el borde trasero del papel a la mitad del talón.

     


  4. Señala la punta del dedo gordo del pie con un bolígrafo en el papel.

     

     
  5. Mide la distancia entre ambos puntos en centímetros, hasta el siguiente milímetro. La línea que terminarás midiendo será ligeramente diagonal.

     


 Nota: en caso de que tu 2.º dedo sea considerablemente más grande que el dedo gordo, mide el segundo dedo. Si tienes un pie más grande que el otro, mide el de mayor tamaño.